Hummus, un plato típicamente mediterráneo

El hummus se elabora a base de garbanzos cocidos, semillas de sésamo (ajonjolí), aceite de oliva y zumo de limón.

También queda estupendo cuando se elabora con otras legumbres como la soja y las lentejas, todavía no he probado con alubias pero estoy en ello. Normalmente le pongo comino y un poco de guindilla (pimiento picante) seca y molida; muy pocas veces le pongo pimentón aunque es uno de los condimentos que se suele utilizar.

El hummus se puede comer como aperitivo sobre rodajas o láminas de tomate, sobre pan tostado, con bastoncillos de verduras; como entrante, en ensaladas, en platos de pasta; untado en el pan de un bocadillo, etc. Seguro que os surgen diversas maneras de consumirlo.

En esta ocasión he añadido aguacate y ha quedado un hummus estupendo.

Tiempo aproximado de elaboración: 45 minutos
Preparación: 22  minutos + Cocción: 7 minutos

Abreviaturas:

C/s = cuchara sopera;  c/c = cuchara café; c/n = cantidad necesaria; AOVE = aceite de oliva virgen extra.

Ingredientes

  1. Garbanzos cocidos | 200 gr
  2. Aguacate | 200 gr
  3. Ajo | 20 gr
  4. Zumo de limón | 80 gr
  5. Semillas sésamo (ajonjolí) | 80 gr
  6. Comino molido | c/c
  7. Guindilla seca molida | c/n
  8. Sal y pimienta negra recién molida | c/n
  9. AOVE | 60 gr (6 c/s)

Elaboración

  1. Prepara todos los ingredientes: cocer, pesar, medir, etc.
  2. Tuesta las semillas de sésamo a medio fuego en una sartén, con cuidado de que no se quemen.
  3. Muele el sésamo con un poco de AOVE si fuera necesario.
  4. Pela el aguacate y trocea.
  5. Pon todos los ingredientes, excepto el AOVE, en el vaso de la batidora o robot de cocina. También se puede hacer a mano.
  6. Tritura hasta obtener una pasta. Es el momento de añadir unas cucharadas de agua de cocción si resulta difícil de triturar.
  7. La textura puede quedar al gusto del consumidor: granulosa o fina.
  8. Una vez conseguida la pasta, rectifica el punto de sal, comino o limón si fuera necesario.
  9. Añadir el AOVE a hilo, hasta que se haya integrado perfectamente.
  10. Pon en un recipiente bien cerrado.
  11. Refrigera al menos un par de horas, así estará más sabroso.

Notas y trucos adicionales

Si es posible, es mejor utilizar garbanzos cocidos en la olla superrápida con el agua de remojo. De esta manera se aprovechan mejor los nutrientes. Reserva un poco de agua de cocción por si hiciera falta al triturar las legumbres.

Las legumbres envasadas hay que lavarlas antes de ser utilizar y entonces pierden en ese agua parte de los minerales y vitaminas.

No obstante, siempre está muy tener en la despensa distintas legumbres envasadas para imprevistos.

Para que el ajo crudo no produzca mal aliento o repita te recomiendo darle unas vueltas en el microondas durante unos segundos, previamente un poco aplastado y pelado.

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
2 votos
Cargando…

Artículos Relacionados