Los tres mejores aceites para cocinar

Durante una conferencia sobre “El Dilema Actual de Grasas, Carbohidratos y Azúcar y sus Efectos sobre la Salud”, el Doctor Miguel Angel Martinez (Catedrático de medicina de la Univ. de Navarra, epidemiólogo y participante en el Proyecto PREDIMED) recomendó el uso de tres aceites de adición o culinarios:

en este orden de elección, siempre que se pueda. Pero más vale utilizar el de girasol alto oléico, que uno de soja o de maíz u otro cualquiera.

Qué razones hay para esta elección

Esta recomendación se hace tras los estudios sobre la relación entre el tipo de grasas de la dieta y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, cáncer de mama, diabetes mellitus, etc.

Algunos de estos estudios han comparado varios tipos de dietas:

  1. Dieta con alto contenido en grasa frente a otra con bajo contenido en grasa: no disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares con un menor contenido de grasa.
  2. Dieta con elevado contenido en grasas saturadas frente a una dieta del mismo valor calórico pero en la que se han sustituido las grasas saturadas por grasas insaturadas: disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares (ECV).

[bctt tweet=”Es el tipo de grasa, y no la cantidad, lo que tiene mayor efecto en la salud” username=”cominoycanela”]

Los ácidos grasos monoinsaturados, como los del aceite de oliva y los poliinsaturados (omega 6 y omega 3) de frutos secos y pescado respectivamente son las grasas que producen un efecto beneficioso en la salud.

Y la Dieta Mediterránea que es una dieta con alto contenido en grasa, resulta que utiliza:

  • aceite de oliva en la cocina,
  • frutos secos en sus platos
  • más pescado que carne

Ahí tenemos unas grasas de alta calidad, por eso la Dieta Mediterránea es una dieta ejemplar, en este sentido y en muchos otros de los que iremos hablando.

El aceite de oliva virgen extra, el de mayor calidad

La calidad del aceite de oliva virgen extra (AOVE) es superior al de los otros aceites, porque tiene un elevado contenido de sustancias antioxidante, como polifenoles, que son sustancias beneficiosas de origen vegetal.

El AOVE se obtiene por el prensado en frío de las aceitunas, y no se somete a ningún proceso químico, por eso contiene además  estas sustancias beneficiosas.

Las propiedades nutricionales y organolépticas del aceite de oliva virgen extra son por ello superiores a cualquiera del resto de aceites.

Son las mismas sustancias antioxidantes que tiene el AOVE y que cuidan de nuestro organismo, las que protegen al propio aceite de la oxidación en los procesos de culinarios, como ocurre en la fritura.

Algunas razones de salud que podemos destacar por el consumo de aceite de oliva

  • El consumo de una dieta rica en grasa, siendo esta aceite de oliva y frutos secos, disminuye un 30 % el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • El consumo de  aceite de oliva virgen extra (AOVE) como grasa culinaria disminuye un 62 % el riego de padecer un tipo de cáncer de mama.

Por último decir que la cantidad de aceite de oliva que se recomienda utilizar por persona y día es de 4 cucharadas soperas.

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
5 votos
Cargando…

Artículos Relacionados