Croquetas de Garbanzos y Almendra con Sésamo tostado

Las croquetas de garbanzos te ayudarán a ampliar tu gama de platos de legumbres.

La masa de las croquetas se elabora como si fuera un hummus de garbanzos, almendra y calabaza cocida que se aliña con cominos y aceite de oliva virgen extra.

Estas croquetas van rebozadas en semillas de sésamo tostado que les dan el toque crujiente al paladar y se consumen frías, sin necesidad de freírlas, por eso son muy rápidas y fáciles de hacer.

Las croquetas de garbanzos y almendra son un plato que se toma frío y lo puedes poner como aperitivo o como plato principal.

Si te gustan mucho las croquetas aquí tienes otra receta que te puede gustar.

Tiempo aproximado de elaboración: 15 min

Preparación: 10 min

Elaboración: 5 min

Ingredientes (30-40 unidades)

  • Garbanzos cocidos, 400 gr
  • Almendra en polvo, 100 gr
  • Calabaza, 100 gr
  • Comino en polvo, 1/2 c/p
  • Aceite de oliva virgen extra, 50 gr o 5 c/s
  • Sal, c/n
  • Semillas de sésamo tostadas, 200 gr

Abreviaturas

C/s = cuchara sopera; C/p = cuchara de poste; c/n = cantidad necesaria

Elaboración de las croquetas de garbanzos y almendra

Prepara los ingredientes

  1. Pela y pesa la calabaza y ponla a cocer en la olla súper rápida en el cestillo de vapor durante 1 min.
  2. Pesa la almendra, mide el comino y el aceite de oliva.
  3. Tuesta las semillas de sésamo en una sartén, hazlo a fuego medio-bajo y cuidado de que no se quemen. Luego reserva para el final.

Para los garbanzos cocidos:

Puedes utilizar garbanzos cocidos en conserva, en este caso, lava muy bien la legumbre antes de utilizarla.

Si vas a utilizar garbanzos secos recuerda ponerlos un mínimo de 12 horas en remojo y luego cocerlos en ese agua: en olla súper rápida 7 min y en olla de presión normal serán aproximadamente 30-40 min.

Escurre los garbanzos cuando estén cocidos y reserva hasta que los vayas a utilizar. Pero, si puedes, como se trituran mejor cuando están calientes, lo mejor es hacer la receta de forma seguida. y luego dejar reposar.

Elaboración de la masa de las croquetas de garbanzos

Pon en el vaso de la batidora o robot de cocina junto todos los ingredientes junto a 5-6 gr de sal y tritura hasta conseguir una masa sin grumos y homogénea.

Prueba cuantas veces sea necesario hasta conseguir el punto de sazón que te guste añadiendo más sal, comino o algo de aceite.

Deja la masa enfriar y reposar en el frigorífico antes de hacer las croquetas.

Final y presentación

Prepara un plato hondo y pon dentro las semillas de sésamo.

Haz croquetas de 15-20 gr con la forma que quieras: redondas o alargadas (te puedes servir de dos cucharas de postre).

Reboza cada croqueta en las semillas de sésamo y ve dejando en una bandeja.

A la hora de servir, si es para aperitivo, coloca en una bandeja junto con algunas hojas de rúcula o albahaca.

Si las  vas comer de segundo plato, coloca 6-8 croquetas de garbanzo y almendra  sobre un fondo de lechugas variadas y acompaña con una cucharada de salsa de soja.

Comentario nutricional

Nutricionalmente las legumbres se consideran alimentos de carácter eminentemente proteico.

Su proteína es deficitaria en un aminoácido esencial (metionina) como le ocurre a los frutos secos.

Así mismo, los cereales y semillas son deficitarios también en un aminoácido esencial (lisina) .

Sin embargo, cuando se mezclan legumbres y/o frutos secos con cereales y/o semillas sus aminoácidos esenciales se complementan: el efecto nutricional es como el de una proteína de alto valor biológico.

Por eso, este plato aporta proteínas de buena calidad y lo puedes considerar plato principal en una comida.

¡Que disfrutes!

La receta original la puedes encontrar en este blog

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 votos
Cargando…

Artículos Relacionados