Ensaladilla rusa rápida con garbanzos

La puedes llamar ensaladilla rusa rápida porque no tienes que pelar ni cortar patatas y hortalizas ya que vas a utilizar una bolsa de «ensaladilla» congelada, que seguramente encuentras en tu tienda habitual, y además, la vas a enriquecer con garbanzos cocidos, también en conserva. Para refrescar añade unas aceitunas, pimiento rojo asado, pepinillos y unas hojas de rúcula o de lechuga. Y por supuesto, que no falte una salsa mayonesa o una veganesa.

Por su valor nutritivo lo puedes considerar plato único, solo tendrás que tomar una fruta fresca como postre. Otra versión de ensaladilla rusa la tienes aquí

El pimiento asado, los pepinillos, las aceitunas y las hojas son ingredientes opcionales que hacen de esta ensaladilla rápida un plato mas jugoso y fresco. También puedes sustituirlos por otros de tu gusto.

Tiempo aproximado de elaboración: 25 minutos

Preparación: 15 min

Elaboración: 10 min

Ingredientes (4 raciones)

  • Hortalizas y patata para ensaladilla congeladas, 400 gr
  • Garbanzos cocidos, 400 gr
  • Aceitunas deshuesadas, 40 gr
  • Pimiento rojo asado, 50 gr
  • Pepinillos encurtidos, 50 gr
  • Salsa mayonesa (o veganesa), 4 c/s
  • Rúcula, 100 gr
  • Sal, c/n

Abreviaturas

C/s = cuchara sopera; c/n = cantidad necesaria o suficiente

Elaboración de la ensaladilla rusa rápida

Preparación

  • Cuece las hortalizas congeladas al vapor poniéndolas en un cestillo en la olla súper rápida o en tu olla habitual con agua en el fondo pero sin que estén sumergidas. Se trata de preservar lo mejor posible el valor nutricional de esos alimentos. Cuando se cuecen sumergidas en el agua gran parte de sus vitaminas y minerales se quedan en el agua. Una vez cocidas déjalas enfriar extendidas en un recipiente.
  • Escurre los garbanzos cocidos y pesa el resto de ingredientes. Corta en dados los pepinillos y el pimiento. Las aceitunas, si son deshuesadas, córtalas por la mitad. También las puedes dejar enteras si lo prefieres, pero si tienen hueso procura retirarlo.

Elaboración

  • Prepara la mayonesa (o la veganesa) si la prefieres hecha en casa.
  • Pon los garbanzos y la ensaladilla cocida en un recipiente, añade los pepinillos, aceitunas y pimiento; mezcla y comprueba si necesita más aliño. Si es así, puedes poner una poca sal y un poco de zumo de limón o vinagre.

Final y presentación

Incorpora la salsa mayonesa y mezcla bien, con mimo, hasta que esté perfectamente integrada.Tapa el recipiente y reserva en el frigorífico hasta la hora de comer.

En el momento de servir coloca en el fondo del plato una ración de rúcula, u otras hojas, y dispón la ensaladilla sobre ellas.

¡Que aproveche!

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 votos
Cargando…

Artículos Relacionados