Mermelada de mandarina y azafrán

Una cucharadita de mermelada de mandarina aromatizada con azafrán, para acompañar una tostada de pan (siempre integral), o sobre queso, o en el yogur, siempre será una delicia. También para hacer mermelletas

Cuando elaboras tus propias mermeladas, eliges la fruta, la textura que más te gusta, la cantidad de azúcar o miel que añades, y, además, no necesitas emplear ningún aditivo.

Una cucharadita (de 15 gr) de mermelada, elaborada en casa, para la que has empleado 60 gr de azúcar por cada 100 gr de pulpa de fruta, aporta poco “azúcar añadido”, no llega a 6 gr.

Recuerda que la OMS recomienda que el consumo máximo de “azúcar añadido” debe ser de 25 gr al día. Ten en cuenta que muchos alimentos preparados industrialmente llevan azúcar añadido, y quizá tu también añades a tus bebidas o a tus comidas.

Tiempo aproximado de elaboración: 45 minutos

Preparación: 15 min

Elaboración: 30 min

Ingredientes

  • Mandarinas peladas, 500 gr
  • Ralladura de piel de 1 mandarina (sin parte blanca, albedo)
  • Azúcar, 300 gr
  • Zumo de 1/2 limón (optativo)
  • Azafrán tostado, unas hebras

Elaboración de la mermelada de mandarina y azafrán

Preparación

  • Elige una de las mandarinas para su rallar la piel, y lávala muy bien con la ayuda de un cepillo o estropajo, para retirar cualquier resto de polvo, pesticida, etc.
  • Ralla con un rallador muy fino la piel, sin llegar al albedo, porque  haría que amargue demasiado la mermelada.
  • Pela el resto de mandarinas, retira las pipas que pudieran tener los gajos y pesa la pulpa hasta obtener los 500 gr. Pesa el azúcar.
  • Tuesta las hebras de azafrán en el microondas, en un platito, durante 1-1,5 minutos a potencia máxima.
  • Exprime el zumo de limón, si lo vas a añadir.
  • Prepara unos frascos de cristal, con tapa, y que estén esterilizados con agua caliente y jabón.

Elaboración

  1. Pon las mandarinas junto con el azúcar, la ralladura de la piel de mandarina y el zumo de limón en una olla de fondo grueso (puede utilizar la olla súper rápida), y con ayuda de la batidora tritura groseramente la pulpa. Incorpora las hebras de azafrán.
  2. Coloca la olla en el fuego, al máximo, y cuando empiece a hervir baja el fuego al mínimo.
  3. Deja hervir la mezcla durante 30 minutos aproximadamente. Si ves que está demasiado líquida, aumenta otros 5-10 minutos de cocción.
  4. Ten en cuenta que la mermelada siempre espesa al enfriarse, y que cuanto más tiempo cuece, más espesa queda la mermelada. Tu eliges.
  5. Cuece la mermelada con la olla medio tapada con una tapa normal, para que no salpique mucho y se ensucie menos la cocina.

Final y conservación

Cuando esté la mermelada en el punto que te guste, retírala del fuego.

Vierte inmediatamente la mermelada en los frascos (con cuidado de no quemarte), llénalos hasta el borde, como a punto de verterse, y pon la tapa asegurándote de que quedan perfectamente cerrados.

Se pueden guardar en sitio fresco, seco y protegidos de la luz; se mantendrán perfectamente durante 6 meses. Una vez que abras el frasco, lo debes guardar en el frigorífico.

¡Que disfrutes!

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Cargando…

Artículos Relacionados