Hidratos de carbono

También son llamados carbohidratos, glúcidos o azúcares.

Después del agua,  estos compuestos son los constituyentes mayoritarios de la materia viva de nuestro planeta.

Existen diferentes tipos de hidratos de carbono, y aunque todos ellos comparten la misma estructura básica, se clasifican en función de la complejidad de su estructura química: hidratos de carbono sencillos, hidratos de carbono complejos e hidratos de carbono hidrogenados.

  1. Hidratos de carbono sencillos. Incluyen:
  • Azúcares simples o básicos: glucosa, fructosa y galactosa. Estos tres son los únicos que puede absorber el ser humano, aunque en la naturaleza se encuentren otros azúcares simples.
  • Combinaciones de los azúcares simples.

Por ejemplo:

Glucosa + galactosa = lactosa, el azúcar de la leche.

Glucosa + fructosa = sacarosa, el azúcar de caña y de la remolacha. Es el que comúnmente llamamos azúcar.

Glucosa + glucosa = maltosa, el azúcar de malta

Glucosa + fructosa + galactosa = rafinosa. Es uno de los responsables de la flatulencia que producen las alubias.

Por encima de nueve combinaciones de los azúcares simples estaríamos hablando de hidratos de carbono complejos.

  1. Hidratos de carbono complejos. Desde el punto de vista nutricional, pueden ser:
  • Hidratos de carbono digeribles. Nuestro organismo los puede digerir. Los más importantes para nosotros son:

Almidón: es la forma de reservar los carbohidratos en los vegetales. Está constituido por un elevado número de unidades de glucosa. Es la principal fuente dietética de glúcidos digeribles. El almidón se concentra sobre todo en granos (cereales y legumbres) y en la parte subterránea (tubérculo, bulbos y raíces).

Glucógeno: es la forma de almacenar carbohidratos, tanto en el hombre como en animales. Se encuentra en hígado y músculos. En los alimentos se encuentra en poca cantidad y debido al almacenamiento y tratamiento culinario, es casi nulo su valor nutricional.

  • Hidratos de carbono no digeribles. Nuestro organismo no los puede digerir. Son los principales componentes de la fibra alimentaria o dietética.

La fibra dietética  es muy importante, y merece que la tratemos por separado. Para mí fue un descubrimiento cuando la estudié, no me esperaba sus efectos sobre nuestro organismo.

Explico un poco lo de digeribles y no digeribles:

Cuando comemos, los alimentos nos aportan diferentes tipos de hidratos de carbono:

En nuestro organismo existen agentes digestivos que se encargan de dividir los hidratos de carbono en los azúcares simples que los constituyen. Después de completado el proceso de digestión únicamente se encontrará glucosa, fructosa y galactosa. De esta forma pueden pasar a la sangre. Ahora bien, hay algunos hidratos de carbono que no pueden ser atacados por los agentes digestivos y por lo tanto no pueden desdoblarse en sus azúcares simples. De estos carbohidratos, unos serán expulsados del cuerpo tal cual, sin alteración, y otros serán fermentados por algunas de las bacterias que habitan el intestino.

  1. Hidratos de carbono hidrogenados o alcoholes de azúcar.

Tienen un comportamiento fisiológico muy diferente  a los anteriores. Presentan menos dulzor. El sorbitol es uno de ellos.

 

Hasta aquí hemos visto los diferentes tipos de hidratos de carbono que podemos encontrar en los alimentos, lo siguiente será conocer los alimentos donde aparecen.

¿Pensáis que casi todos los alimentos contienen hidratos de carbono?

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 votos
Cargando…

Artículos Relacionados