Fitoquímicos: excelentes aliados en nuestra salud

Aquellas sustancias naturales que están en los alimentos, que no son nutrientes pero provocan respuestas saludables en nuestro organismo, son lo que llamamos compuestos bioactivos. Los encontramos  tanto en alimentos de origen animal como vegetal.

Pues bien, los fitoquímicos son compuestos bioactivos, solo que exclusivamente de origen vegetal, tal como indica la raíz -fito-, derivada del término latino “phito” que significa planta. De tal manera que, solo los alimentos de origen vegetal aportan fitoquímicos a nuestra dieta.

Por esto, la bondad de las dietas ricas en vegetales no se basa únicamente en su valor nutricional (baja energía, muchas vitaminas, minerales y fibra), sino también en el excelente contenido de sustancias con propiedades saludables, es decir, de fitoquímicos.

Existen miles de fitoquímicos, de los que cada vez se conoce mejor su estructura química, las fuentes alimentarias y sus efectos en la salud humana. Su contenido  nunca supera la cantidad de miligramos o microgramos, mientras que los nutrientes aparecen en gramos.

Los efectos saludables de estas sustancias son consecuencia de las diversas actividades que realizan:

  • Actividad antioxidante
  • Reducción de la presión arterial
  • Cambios en el metabolismo del colesterol
  • Modulación de hormonas
  • Modulación de las enzimas de detoxificación
  • Disminución de la agregación de plaquetas
  • Actividad antibacteriana y antiviral

Llaman la atención todas estas actividades, ¿verdad?

Gracias a estas actividades los fitoquímicos tienen un papel protector tan importante en nuestro organismo. Protección que consiste en disminuir el riesgo de padecer patologías como cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades neurodegenerativas, cataratas, hipertensión, etc.

Cada fitoquímico se puede decir que es “especialista” en una actividad, y por tanto la acción protectora de los fitoquímicos alcanza su máximo nivel cuando se consumen en conjunto, en una dieta diaria rica en alimentos vegetales muy variados.

Porque está comprobado que, los componentes de los alimentos interactúan entre ellos, produciéndose reacciones sinérgicas, cuyos efectos son de mayor trascendencia y relevancia para nuestra salud.

Así que os invito a poner más alimentos vegetales en nuestra dieta:

Tomates y sandía cuyo potente antioxidante es un buen protector contra el cáncer de próstata y de pulmón; ajos y cebollas con actividad antibacteriana que protegen frente a la bacteria Helicobacter pylori y también reducen el colesterol al igual que la soja; coles, con fitoquímicos participan en procesos de detoxificación de carcinógenos; apio, té verde, uvas, cítricos, aceite de oliva, manzanas, espinacas, de todos. Y cuanto más colores, olores, texturas y sabores tenga nuestra dieta, más rica será.

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
2 votos
Cargando…

Artículos Relacionados