Técnica para elaborar Croquetas

Una de las técnicas más fáciles para elaborar croquetas es utilizar la manga pastelera para formar rulos de los que luego se cortan las croquetas.

La manga pastelera puede ser desechable, de silicona, etc., y su tamaño dependerá de la cantidad de masa de croquetas que hayas preparado.

En las tiendas de cocina puedes adquirirlas fácilmente.

En sustitución de la manga puedes utilizar una bolsa de congelación dándole la forma de manga pastelera al meter la masa de las croquetas.

Cómo elaborar las croquetas

Para dar forma

Preparada la masa para croquetas con el ingrediente elegido (pollo, jamón, berenjena, gambas, etc.), vierte la masa en una manga pastelera y cierra bien.

Deja enfriar la masa a temperatura ambiente y después ponla en el frigorífico hasta que esté bien fría para manipularla.

Cuando vayas ha hacer las croquetas,

  1. Pon pan rallado en un recipiente de fondo plano y laterales de unos 2 cm  de altura aproximadamente.
  2. Unta un poco de aceite en una bandeja donde vayas a formar los rulos de masa de las croquetas.
  3. Corta el extremo de la manga pastelera dejando un diámetro de 2 cm aproximadamente.
  4. Apoya este extremo en la bandeja y presiona para formar un rulo de masa de la longitud de la bandeja.
  5. Realiza esta operación varias veces, hasta casi cubrir la superficie de la bandeja.
  6. Corta esos “churros” en trozos de unos 4 cm con un cuchillo afilado o unas tijeras.

Cómo rebozar las croquetas

  1. Prepara una bandeja/s para colocar en una sola capa las croquetas que vayas rebozando.
  2. Bate 2 huevos en un bol y ten otro bol al lado con un colador grande encima
  3. Unta tus manos en aceite (ten un platito preparado para ello) y moldea cada trozo con forma de croqueta.
  4. Ve poniendo croquetas en el huevo, que se cubran bien, y vacía este cuenco sobre el colador del otro cuenco.
  5. Escurre y desde el colador vuelca, con mimo, las croquetas a la bandeja que tiene el pan rallado. Alterna un bol y otro con el huevo batido.
  6. Envuelve en pan rallado cada croqueta, reforma y coloca en una bandeja: una al lado de otra, sin tocarse, para que luego se congelen bien.

Separa las croquetas que vayas a freír y el resto déjalas en la bandeja, las cubres muy bien con film y las metes en el congelador.

Una vez congeladas, sácalas del congelador y ponlas en una bolsa de congelación todas juntas (ya no se pegan.

De esta manera puedes disponer de las croquetas fácilmente, según las necesites.

Cómo freír las croquetas

  1. Utiliza un recipiente alto y estrecho para lograr un apropiado baño de aceite (utiliza una cacerola pequeña en vez de una sartén).
  2. Vierte el aceite (aceite de oliva virgen extra a ser posible) en la cacerola en cantidad que pueda cubrir las croquetas.
  3. Calienta el aceite a fuego máximo y no dejes que haga humo (se estropea).
  4. Mete las croquetas que quepan, bajo a medio fuego y en unos segundos se habrán dorado.
  5. Retíralas cuando estén fritas y coloca sobre papel absorbente de cocina. Repite la misma operación hasta freír todas.
  6. Si ves que el aceite pierde temperatura porque las croquetas no chisporrotean, sube un poco el fuego.
  7. Y si ves que se queman en poco tiempo baja el fuego.

Nota: la foto de la manga pastelera corresponde al libro de cocina de Thermomix.

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
4 votos
Cargando…

Artículos Relacionados