Trufas de garbanzos, dátiles y almendras

Trufas de garbanzos, sorprendentes y riquísimas. Claro, no sólo llevan garbanzos cocidos, también dátiles, para darles dulzor; almendras y cacao puro.

Estos cuatro ingredientes son la base, pero, puedes poner algo más de grasa añadiendo un poco de aceite de coco, que también les aporta sabor; igualmente, puedes darles un toque especial con unas gotas de licor de cereza (Kirsch).

Realmente, las “trufas” de garbanzos son muy nutritivas: contienen grasa insaturada procedente de las almendras y del cacao, en lugar de la grasa saturada de la nata que tienen las trufas tradicionales. Además, no llevan azúcar añadido, y aportan una cantidad importante de fibra dietética.

Son muy fáciles de elaborar, y puedes hacer la versión “todos los públicos”, o la versión “adultos” si les añades licor. También puedes cambiar los dátiles por ciruelas pasas.

La receta original la puedes encontrar aquí, y otra receta de trufas, sin azúcar añadido y sin nata, que te puede gustar es esta

Tiempo aproximado de elaboración: 20 minutos

Preparación: 10 min

Elaboración: 5 min

Ingredientes (35-40 trufas de 10 gr)

  • Dátiles medjool, deshuesados, 180 gr
  • Garbanzos cocidos, 120 gr
  • Harina de almendra, 60 gr
  • Cacao puro en polvo, 10 gr
  • Aceite de coco (optativo), 1 c/s
  • Licor de cereza (Kirsch) (optativo), 1 c/s

Elaboración de las trufas de garbanzos

Preparación

Retira el hueso de los dátiles hasta que obtengas los 180 gr de pulpa, y pon en remojo en agua templada, para hidratarlos un poco y así serán más fáciles de triturar. Dependiendo de lo jugosos que sean necesitarán más o menos tiempo.

Pesa el resto de ingredientes. Si los garbanzos son de conserva, enjuágalos muy bien antes de utilizarlos, y una vez escurridos, los pesas.

Elaboración

Tritura los garbanzos cocidos y los dátiles en el robot de cocina o batidora, después, incorpora el resto de ingredientes, y mezcla hasta conseguir una masa homogénea.

Saca la masa del vaso de la trituradora, ponla en un recipiente bien tapada, y guarda en el frigorífico hasta que la vayas a utilizar.

Final y presentación

Prepara un recipiente con tapa, en el que quepan 4-5 trufas ampliamente, pon en su interior unas cucharadas de cacao puro en polvo, y reserva.

En el momento de hacer las trufas, saca la masa del frigorífico, y con la ayuda de una cuchara de café saca porciones de la masa, de unos 10 gr,  y las vas poniendo en un plato o bandeja.

Cuando tengas todas las porciones que quieres hacer en ese momento, ponte entre las manos una porción, y redondea para darle forma de trufa.

Ve poniéndolas en el recipiente con cacao, cuando tengas 4-5 trufas, cierra el recipiente, y mueve con mimo para que las trufas queden bien envueltas en el cacao. Sácalas a un plato, y repite la operación hasta que estén todas listas.

Para servirlas, las puedes poner en cápsulas de papel para trufa, o las puedes colocar en un plato de postre con cacao espolvoreado en el fondo. También las puedes utilizar para acompañar fruta picada en una copa.

Seguro que se ocurren más ideas.

¡Que disfrutes!

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
3 votos
Cargando…

Artículos Relacionados