Potaje de Garbanzos y Trigo con Espinacas

El potaje de garbanzos es uno de los platos básicos de la dieta mediterránea.

Los guisos con legumbres son muy adecuados para los días fríos, y podemos elaborar numerosos platos aprovechando la calidad y variedad de legumbres que tenemos a nuestro alcance; y lo asequible de su precio.

Podemos cocinar alubias canela, blancas, pintas, carilla, negras; lentejas pardinas, beluga, verdinas; garbanzos blancos, café o pedrosillanos; soja; guisantes varios.

Las legumbres siempre las acompañamos con diferentes hortalizas, y en muchas elaboraciones llevan además carne o algún embutido; el pescado o marisco también son una opción:

El Cocido es un ejemplo de plato elaborado con garbanzos, hortalizas y carnes varias. Lo mismo ocurre con la Fabada asturiana o el Puchero andaluz.

Las alubias con almejas, lentejas con langostinos o con salmón, el potaje de garbanzos con bacalao son algunos ejemplos de platos clásicos de legumbres con pescado o marisco.

Pero también es muy habitual mezclar legumbres con cereales: lentejas con arroz, sopa de garbanzos con arroz, judías pintas con arroz, etc. Estas elaboraciones no tienen ni carne ni pescado, únicamente se realizan con una legumbre o dos, un cereal y varios tipos de hortalizas, todo ello condimentado con algunas hierbas y especias.

Estas platos de legumbres con cereales y hortalizas se pueden considerar “plato único”. Además, al mezclar las proteínas de las legumbres con las de los cereales, aumenta el valor biológico de las proteínas del plato.

Hoy hemos elegido un potaje de garbanzos con trigo, espinacas y calabaza para añadir otro plato único y de cuchara a nuestro menú de invierno.

Tiempo aproximado de elaboración: 30 minutos

Ingredientes (4 raciones)

  • Garbanzos, 240 gr  (400 gr si son precocidos)
  • Cebolla, 120 gr
  • Ajo, 20 gr
  • Laurel, una hoja
  • Tomate seco, 2 piezas
  • Azafrán, 1/2 c/c
  • Pimentón de La Vera, 1 c/c
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra), 4 c/s
  • Sal, c/n
  •  Agua, 600 ml
  • Trigo precocido, 120 gr
  • Calabaza, 300 gr
  • Espinacas, 200 gr

Abreviaturas: c/s = cuchara sopera; c/c = cuchara café; c/n = cantidad necesaria.

Elaboración

  1. Pon los garbanzos en agua para hidratarlos: enjuaga para quitarles el polvo. Cubre con bastante agua y deja en remojo al menos 12 horas.
  2. Prepara todos los ingredientes: limpia, lava y pesa las espinacas; pela  y pesa la calabaza; pela y pesa cebolla y ajos; lava y seca el laurel, mide el pimentón, el azafrán y el aceite.
  3. Trocea en dados pequeños la cebolla y pica muy bien el ajo.
  4. Trocea en dados la calabaza y haz unos cortes a las espinacas.
  5. En la olla super rápida, pon el aceite a calentar a medio fuego; incorpora el ajo, la cebolla, el tomate seco y el laurel.
  6. Rehoga unos minutos y añade el azafrán, remueve y deja unos segundos.
  7. Incorpora el pimentón al sofrito y de forma inmediata los garbanzos con el agua de remojo (sigue este orden si quieres freír un poco el pimentón, pero cuidado porque el pimentón se quema enseguida y amarga). Puedes añadir el pimentón después de los garbanzos y estará bien.
  8. Añade la sal y el agua.
  9. Sube el fuego y tapa la olla con la tapa de presión. Espera que se vean las dos marcas de la válvula de presión, en ese momento baja al mínimo el fuego y deja cocer 7 minutos.
  10. Retira la olla del fuego, deja bajar la válvula de presión. Destapa en ese momento.
  11. Comprueba que hay suficiente agua para cocer el trigo, si no fuera así añade algo más de agua.
  12. Pon nuevamente  la olla al fuego, cuando vuelva a hervir añade el trigo. Baja el fuego una vez se recupera la ebullición; incorpora la calabaza y las espinacas y programa 10 minutos.
  13. Pasado este tiempo retira del fuego. Ya está el potaje de garbanzos.

Final y Presentación

Rectifica de sal si fuera necesario y deja reposar un par de minutos antes de servir.

Sirve caliente y en plato hondo, con unas almendras fileteadas y tostadas o un poco de perejil o cebollino fresco picado.

Comentarios

  • Si has utilizado garbanzos precocidos puedes poner directamente los garbanzos, el trigo y las hortalizas a cocer a la vez (también puedes utilizar garbanzos remojados y congelados). Solo tendrás que hacer el sofrito de cebolla y ajo con el laurel, unos segundos el azafrán y después añadir el resto de los ingredientes. En diez minutos (lo que tarda el trigo en cocer), tendrás el potaje de garbanzos y trigo listo.
  • Si no consigues tomates secos, puedes rallar un tomate y añadirlo para el sofrito. También puedes utilizar una c/s de tomate frito.
  • Si no puedes hacerte con pimentón de La Vera, que es ahumado, utiliza sin ningún problema el pimentón normal.
¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
4 votos
Cargando…

Artículos Relacionados