Garbanzos y lombarda con albaricoques

Son numerosas las combinaciones que puedes hacer con las diferentes legumbres y la variedad de hortalizas que encuentras en el mercado, para elaborar platos nutritivos y sabrosos Una de estas combinaciones consiste cocinar garbanzos y lombarda con orejones de albaricoque; un plato con mucho color y sabor.

Los orejones de albaricoque, al igual que los de melocotón, aportan un toque ácido y dulce que combina bien con el punto amargo de la lombarda. También le puedes poner un poco de picante en polvo o escamas (chile, cayena, shichimi togarashi, etc).

PUBLICIDAD

Si quieres que el plato se muy completo puedes añadir algo de cereal (cuscús, arroz, etc.), o un poco de quinoa.

Tiempo aproximado de elaboración: 25 minutos

Preparación: 10 min

elaboración: 15 min

Ingredientes (4 raciones)

  • Garbanzos cocidos, 500 gr (135 gr, si son secos)
  • Col lombarda, 500 gr
  • Cebolla tierna, 50 gr
  • Ajo, 10 gr
  • Orejones de albaricoque, 40 gr
  • AOVE, 40 gr (4 c/s)
  • Sal, c/n
  • Salsa de soja, 2 c/s (optativo)
  • Picante, c/n (optativo)

Nota: si quieres añadir quinoa, con 50 gr (antes de ser cocida) estaría bien; y con 400 de garbanzos.

Abreviaturas

AOVE = aceite de oliva virgen extra; c/s = cuchara sopera; c/n = cantidad necesaria o suficiente

Elaboración de los garbanzos y lombarda con albaricoques

Preparación

  1. Retira las hojas externas de la lombarda y de la cebolla, lava y pesa. Pela el ajo. Pesa los orejones.
  2. Si los garbanzos son en conserva, enjuaga y escurre. Si son secos, ponlos en remojo 12 horas y cuécelos con el agua de remojo en la olla. Una vez cocidos, escurre y reserva.
  3. Corta lo mas finamente que puedas la col y la cebolla; pica el ajo. Corta en dados los orejones.

Elaboración

Pon el 3 cucharadas de aceite en una sartén grande, calienta y rehoga primero el ajo picado hasta que se dore; añade inmediatamente la cebolla y la lombarda; mezcla y saltea unos minutos. Incorpora los dados de albaricoque, la sal y el picante. Cuando la col esté al dente retírala de la sartén.

Final y presentación

En la misma sartén, con una cucharada de AOVE, rehoga los garbanzos, añade sal (o un poco de salsa de soja), si fuera necesario.

Aparta del fuego y sirve caliente los garbanzos y lombarda con albaricoque. Coloca en el fondo del plato los garbanzos y sobre ellos añade la col salteada.

¡Que disfrutes!

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 votos
Cargando…

Artículos Relacionados