Garbanzos y trigo con pesto ligero

Los garbanzos con trigo y pesto, acompañados con unas hortalizas al vapor, como brócoli y zanahoria  componen un plato muy completo.

La salsa pesto le aporta un sabor intenso y fresco gracias a la mezcla de ingredientes con la que se elabora: albahaca, ajo, almendra y queso parmesano.

Tu puedes cambiar fácilmente esta receta, sustituyendo los garbanzos por otra legumbre que te guste, o emplear otras hortalizas. Pero, con brócoli queda muy bueno y es una hortaliza muy nutritiva.

También, puedes hacer una salsa pesto con otro fruto seco como piñón o avellana, y con otra hierba fresca como la rúcula.

Las legumbres son alimentos muy importantes que ayudan a practicar una dieta saludable, y por eso es recomendable tomar dos tres raciones a la semana.

Tiempo aproximado de elaboración: 30 minutos

Preparación: 10 min

Elaboración: 20 min

Ingredientes (4 raciones)

  • Garbanzos cocidos, 400 gr
  • Trigo (precocido), 100 gr
  • Tomates secos, 20 gr
  • Brócoli, 400 gr
  • Zanahoria, 200 gr
  • Aceite de oliva virgen extra (AOVE), 40 gr (4 c/s)
  • Sal, c/n

Nota: el trigo precocido se encuentra en casi todos los supermercados, y, en España, la marca popular que lo comercializa es Nomen.

Si te resulta más cómodo, puedes usar almendra molida, y luego tostarla, con cuidado, en una sartén o en el microondas.

Para el pesto ligero (sin aceite)

  • Hojas de albahaca, 10 gr
  • Ajo, 10 gr
  • Almendra tostada, sin sal, 40 gr
  • Queso parmesano, 70 gr
  • Sal y pimienta blanca recién molida, c/n

Abreviaturas

C/s = cuchara sopera; c/n = cantidad necesaria o suficiente

Elaboración de los garbanzos y trigo con pesto ligero

Preparación

  • Pesa los garbanzos cocidos, y si son en conserva, enjuágalos y escurre antes de pesarlos.
  • Retira el tronco del brócoli y pela las zanahorias antes de pesarlos. Después lávalos.
  • Divide el brócoli en ramitos  y corta las zanahorias por la mitad a la larga.
  • Pela y pesa el ajo, y si quieres evitar que repita, aquí puedes ver como se hace.
  • Pesa y mide el resto de ingredientes; lava las hojas de albahaca y sécalas con papel de cocina.
  • Trocea el queso para facilitar el picado-triturado.

Elaboración

  1. Cuece el trigo en agua abundante con una poca sal y con los tomates secos, siguiendo las instrucciones del fabricante, aunque, normalmente la cocción es de 10 minutos.
  2. Mientras tanto, pon en el vaso de la picadora o robot de cocina los ingredientes del pesto, tritura hasta que todo esté bien mezclado, se queda como arenoso. Pon en un bol el pesto, sin añadir aceite.
  3. Cuando el trigo esté cocido, retira los tomates secos, y escúrrelo,  seguidamente, mezcla con los garbanzos y reserva. Pica finamente los tomates secos y los añades también.
  4. Pon 100 ml de agua en la olla súper rápida, coloca el brócoli y la zanahoria en el cestillo y cuece al vapor: cierra la olla con la tapa de presión, pon el fuego al máximo, y cuando se vean las dos rayas, apaga la olla y retírala del fuego.
  5. Deja a temperatura ambiente, y destapa cuando la válvula de presión haya bajado por completo.

Final y Presentación

Retira las hortalizas de la olla, quita el agua, seca y pon la cuatro cucharadas de AOVE, incorpora la mezcla de garbanzos, trigo y tomates secos además de la zanahoria, cortada en dados.

Mezcla todo bien para que se impregne bien del aceite mientras calientas suavemente la olla. Rectifica de sal si fuera necesario.

Coloca en cada plato la mezcla de garbanzos con los ramitos de brócoli, y distribuye por encima una cucharada de pesto ligero.

¡Que disfrutes!

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Cargando…

Artículos Relacionados