Garbanzos con berenjena y champiñón

Las legumbres permiten preparar platos tan variados y diversos que puedes elaborar uno distinto cada día. Y, por supuesto, las puedes tomar en cualquier comida del día. Los guisos de legumbres con caldo para tomar con cuchara, como estos garbanzos con berenjena y champiñón, son muy apropiados para los días de frío. Te reponen y te nutren.

Elige la variedad de garbanzo que prefieras, u otra legumbre, para elaborar esta receta. Siempre queda bien.

PUBLICIDAD

Otro plato de legumbres con cuchara que te puede gustar es este guiso de alcachofas con garbanzos

Tiempo aproximado de elaboración: 30 minutos

Preparación: 15 min

Elaboración: 15 min

Ingredientes (4 raciones)

  • Garbanzos cocidos, 800 gr
  • Berenjena, 250 gr
  • Champiñón, 100 gr
  • Calabacín, 100 gr
  • Patata, 100 gr
  • Cebolla, 50 gr
  • Tomate seco, 20 gr
  • Ajo, 10 gr
  • AOVE, 40 gr (4 c/s)
  • Salsa de soja, 50 gr
  • Agua, 600 gr

Abreviaturas

AOVE = aceite de oliva virgen extra; c/s = cuchara sopera

Elaboración de los garbanzos con berenjena

Preparación

  • Si vas a utilizar garbanzos secos (70-80 gr por persona) recuerda ponerlos en remojo al menos 12 horas, para hidratarlos bien. Luego, cuécelos en el agua de remojo. Una vez cocidos, reserva los garbanzos en el agua de cocción, ya que puedes emplearla como caldo para el guiso. Si los garbanzos son en conserva escúrrelos si lo consideras conveniente, o bien, emplea los garbanzos y su líquido de gobierno para el guiso.
  • Limpia los champiñones con un papel de cocina húmedo, lava la berenjena y el calabacín. Pela cebolla y el ajo. Pela y lava la patata. Corta en dados las hortalizas, pica el ajo, y corta en daditos la cebolla.

Elaboración

  • Pon el aceite en una sartén o cacerola, en la que luego quepan los garbanzos cocidos y su caldo, y sofríe la cebolla con el ajo. Cuando esté transparente la cebolla incorpora la berenjena, tapa y rehoga. En el momento que empiece a reblandecerse añade los champiñones cortados y rehoga un par de minutos. Después, añade el calabacín y deja otro par de minutos.

Final y presentación

Por último, incorpora los garbanzos, el tomate seco y la salsa de soja; tapa y deja que hierva unos minutos. Prueba por si necesitara un poco algo de sal, pero, ten en cuenta que el tomate seco y la propia salsa de soja ya llevan sal.

Sirve caliente. Puedes añadir un poco de cebollino picado por encima o con unas semillas de sésamo tostado.
¡Que disfrutes!

 

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 votos
Cargando…

Artículos Relacionados