Estofado de garbanzos con alcachofas y patatas

Nutricionalmente es muy recomendable comer varias veces a la semana legumbres, empleando variedades diferentes para lograr mayor riqueza de nutrientes. Son una buena fuente de proteínas, hidratos de carbono complejos y fibra.

Para lograr platos diferentes puedes ir cambiando de legumbre y acompañarla con hortalizas, verduras y/o cereales que te apetezcan. Se podría decir que hay infinitas combinaciones, como es la de garbanzos con alcachofas y patatas.

PUBLICIDAD

Los platos elaborados con legumbres pueden servir como plato único en tu comida, y completarla con una pieza de fruta fresca de postre.

Las elaboraciones con legumbres son tan prácticas, asequibles y nutritivas, que deberían estar presentes en el menú semanal sin ningún problema, aunque no suele ser así.

Otros platos de legumbres interesantes los puedes ver aquí

Tiempo aproximado de elaboración: 35 minutos

Preparación: 20 min

Elaboración: 15 min

Ingredientes (4 raciones)

  • Garbanzos secos, 300 gr; si son cocidos, 600 gr
  • Patata, 300 gr
  • Alcachofas, 500 gr
  • Cebolla tierna, 100 gr
  • Ajo, 40 gr
  • Aceite de oliva virgen extra, 40 gr  (4 c/s)
  • Tomates secos, 30 gr
  • Pimentón, 1 c/c
  • Azafrán, unas hebras
  • Sal, c/n
  • Caldo de verduras o agua, 1/2 l. 1 l, si los garbanzos son de conserva (ya que no habría agua de remojo)

Nota: las cantidades siempre se refieren a alimento en limpio, solo la parte comestible.

Abreviaturas

C/s = cuchara sopera; c/c = cuchara de café

Elaboración del estofado de garbanzos con alcachofas y patatas

Preparación

  • Previamente, si vas a utilizar garbanzos secos, enjuágalos y cubre con 1 litro de agua (apox.) durante 12 horas. No tires el agua de remojo, y úsala para el estofado ya que tendrá minerales que han perdido los garbanzos durante su hidratación.
  • Si son garbanzos cocidos en conserva, enjuágalos muy bien antes de usarlos para cocinar.
  • Pela la cebolla y el ajo; pica los tomates secos y la cebolla en dados pequeños, y el ajo muy menudo. Mide el caldo, el aceite y el resto de condimentos. Reserva.
  • Deja sin arreglar las alcachofas y las patatas, hasta el momento antes de que las vayas a poner en la olla, porque se oscurecen en contacto con el aire debido a la oxidación.

Elaboración

Cuando prepares legumbres con hortalizas primero has de cocer las legumbres en el agua de remojo, hasta que les falte un poco de cocción, y en ese momento incorporar las hortalizas, para que se cuezan a la vez que terminan de hacerse las legumbres. Si pones a cocer todo a la vez, como las hortalizas y verduras requieren menos tiempo de cocción, perderán calidad, tanto gastronómica como nutricional.

Nota: esta receta está elaborada en olla súper rápida, si no la tienes aún, utiliza tu olla tradicional, solo tienes que tener en cuenta que los tiempos son otros, son mucho más largos.

  1. Pon el aceite en la olla súper rápida, incorpora la cebolla y el ajo picados, rehoga a fuego lento hasta que esté la cebolla transparente. Añade el tomate seco, el azafrán y el pimentón, remueve y vierte los garbanzos con el agua de remojo, más el caldo de verduras.
  2. Añade sal y tapa la olla con la tapa de presión, sube el fuego al máximo. Cuando se vean las dos rayas de la válvula de presión, baja el calor al mínimo y programa 6 minutos. Cumplido el tiempo retira la olla del fuego, y deja enfriar a temperatura ambiente, hasta que desaparezca la presión totalmente.
  3. Mientras la olla pierde la presión, pela, lava y trocea las patatas (quedan muy bien si las “chascas”: no llegues al final del corte con el cuchillo, sino rompe el trozo de patata justo al final, se oirá un chasquido).

Final y presentación

Cuando ya esté la olla destapada, vuelve a ponerla en el fuego para que vuelva a hervir. Entonces, limpia las alcachofas retirando todas las hojas duras, pela los rabillos y corta los extremos. Trocea las alcachofas como más te guste.

Cuando el estofado de garbanzos vuelva a hervir, incorpora las patatas y las alcachofas (así no se pondrán negras). Comprueba si necesita más sal, o más caldo; añade pimienta negra recién molida. Tapa la olla nuevamente, con la tapa de presión (que se vean las dos rayas de la válvula… etc., mismo procedimiento) y deja cocer 3 minutos.

Cuando la olla haya perdido la presión, siempre a temperatura ambiente, destápala. No purgues la olla para abrirla antes, porque el estofado requiere todo ese tiempo para terminar de cocer.

Sirve el estofado caliente, en un plato hondo, con caldo, y colocando unas alcachofas por encima. Puedes añadir un poco de huevo duro picado o unas semillas de sésamo tostadas.

Comentario

Si empleas garbanzos cocidos tienes que hacer el estofado con las patatas y las alcachofas primero, y después añadir los garbanzos, para dar un hervor de un par de minutos al final.

¡Que disfrutes!

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 votos
Cargando…

Artículos Relacionados