Ensalada de Lentejas con Fresas y Aguacate

La ensalada de lentejas con fresas y aguacate resulta muy apetitosa por el colorido y el aspecto refrescante que tiene.

Si, además de la legumbre, verdura, hortaliza y frutas que la componen, le añades un cereal integral, tendrás un plato completo, de una buena calidad nutritiva. El aliño con aceite de oliva virgen extra aumenta esa calidad.

Puedes sustituir las fresa por otra fruta como el melocotón, manzana, paraguaya, etc., la que te pueda gustar. Porque no siempre hay fresas.

Otra ensalada de legumbres con fruta que te gustará es esta

Tiempo aproximado de elaboración: 30 minutos

Preparación: 20 min

Elaboración: 10 min

Ingredientes (4 raciones)

  • Lentejas (preferiblemente las “caviar”), 240 gr; (500 gr, si utilizas precocidas)
  • Cuscús integral, 80 gr
  • Cebolleta, 100 gr
  • Zanahoria, 50 gr
  • Aguacate, 200 gr
  • Fresas, 200 gr
  • Rúcula, 50 gr
  • Aceite de oliva virgen extra (AOVE), 4 c/s (40 gr)
  • Zumo de limón, 70-80 gr
  • Comino, 1/2 c/c
  • Sal, c/n

Nota: el peso de los ingredientes se refiere a peso neto.

Abreviaturas

C/s = cuchara sopera; c/c = cuchara de café; c/n = cantidad necesaria o al gusto

Elaboración de la ensalada de lentejas con fresas

Si empleas lentejas secas, enjuágalas y déjalas bien cubiertas de agua durante 12 horas.

Preparación

  1. Cuece las lentejas (en la olla súper rápida son 3 minutos), retira el agua de cocción y deja escurrir hasta que se enfríen. Si utilizas lentejas precocidas en conserva, enjuágalas bien con agua abundante y escurre perfectamente.
  2. Prepara el cuscús siguiendo las instrucciones del fabricante. Una vez cocido, desmenuza para que queden sueltos los granos.
  3. Mientras se enfrían las lentejas prepara el resto de ingredientes: pela, pesa, lava, etc.
  4. Corta en cubos pequeños la cebolleta y la zanahoria, y en cubos un poco mayores, el aguacate. Puedes ponerlos juntos para reservar.
  5. Pesa las fresas, lávalas y escurre. Reserva en fresco hasta la hora de servir, o deja a temperatura ambiente si la comida es inmediata.
  6. Extrae el zumo de un limón; prepara el AOVE y el comino. Reserva.

Elaboración

  1. Pon las lenteja en un bol grande, cuando estén escurridas y frías, y añade todos los ingredientes, excepto las fresas picadas y la rúcula. Mezcla bien, y con cuidado.
  2. Prueba si ha quedado bien de sabor; si te está insulsa, añade lo que creas que le falta: sal, limón o comino, o los tres condimentos. Si te ha quedado salada, añade un poco más de aguacate o lentejas.
  3. Cuando el sabor esté a tu gusto, tapa o cubre con film y la pones en el frigorífico hasta la hora de comer.

Final y presentación

A la hora de servir, coloca en el fondo del plato unas hojas de rúcula, sobre ellas, deposita una ración de ensalada de lentejas, y al final añade las fresas picadas.

Otra opción sería mezclar parte de las fresas con la ensalada, aliñar todo junto, y, en el momento de servir, añadir el resto de las fresas por encima, picadas en el momento, para que den un toque más fresco.

¡Que disfrutes!

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 votos
Cargando…

Artículos Relacionados