Ensalada de garbanzos con guacamole

Son infinitas las elaboraciones que puedes hacer con las legumbres; y si te gusta el aguacate, el tomate y la cebolla tierna, prepara un plato de garbanzos con guacamole y rúcula; un plato refrescante, nutritivo y saludable.
El guacamole, normalmente, lleva cilantro fresco, pero esta vez se ha sustituido por rúcula. Además, para tomar con los garbanzos a modo de ensalada queda mejor un guacamole con los ingredientes cortados en dados pequeños, en lugar de un guacamole en forma de pasta.

Por otro lado, la cantidad de comino y zumo de limón para el aliño dependerá de tu gusto; incluso, puedes añadir un toque picante con un poco de chile, fresco o en polvo. En cuanto al aceite, que se pondría en otra ensalada, no es necesario añadirlo porque el aguacate aporta grasa de buena calidad y en cantidad suficiente.

PUBLICIDAD

Tiempo aproximado de preparación: 20 minutos

Preparación: 10 min

Elaboración: 10 min

Ingredientes (4 raciones)

  • Garbanzos; cocidos, 600 gr; secos, 320 gr
  • Aguacate, 400 gr aprox. (2 piezas)
  • Tomate rojo maduro, 150 gr
  • Cebolla tierna, 50 gr
  • Comino molido, 1 c/ p
  • Zumo limón, 80 gr aprox. (1 pieza)
  • Sal, c/n
  • Rúcula, 100 gr

Nota: las cantidades se refieren a alimento neto, solo la parte comestible.

Abreviaturas

c/p = cuchara de postre; c/n = cantidad necesaria o suficiente.

Elaboración de los garbanzos con guacamole

Preparación

  • Si empleas garbanzos secos, ponlos 12 horas en remojo y cuécelos (en una olla súper rápida, mejor), luego, escurre y reserva. Si utilizas garbanzos cocidos en conserva, enjuaga, escurre y reserva.
  • Haz el zumo de limón, ponlo en un bote con tapa y añade la sal, el comino y el chile. Cierra el bote y agita para mezclar. Reserva.
  • Retira la parte no comestible de la cebolla y el tomate, deja para el final el aguacate.

Elaboración

  • Corta en brunoise (dados pequeñitos) la cebolla, el tomate y el aguacate y añade la mezcla de zumo de limón. Incorpora los garbanzos cocidos y mezcla con mimo. Comprueba si está bien aliñado, por si necesita algo más de condimento.
  • Otra manera de proceder sería: mezclar los ingredientes del guacamole, y no mezclar con las garbanzos, que irían aparte. De esta manera el guacamole se mantiene más vistoso, pero los garbanzos toman menos el sabor.

Final y presentación

Sirve la mezcla de garbanzos con guacamole en un bol, o plato, con una ración de rúcula a su lado. También puedes poner la rúcula en el fondo y sobre ella poner la mezcla.

Si no has mezclado previamente los garbanzos con el guacamole, dispón entonces una parte de rúcula en el fondo del plato, luego los garbanzos y por último el guacamole.

¡Que disfrutes!

 

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 votos
Cargando…

Artículos Relacionados