Flan de Queso y Leche Condensada

Saborear una cucharada de un cremoso y delicioso flan es un placer, que puedes disfrutar con esta receta de flan de queso.

Puedes encontrar diferentes flanes, elaborados con naranja, café, coco, chocolate, etc., pero un flan tan cremoso como el de queso y leche condensada es difícil.

Puedes decir que si utilizas leche condensada quedará muy dulce. Sin embargo no es así, porque no le tienes que añadir más azúcar que la que lleva la leche condensada.

Realmente, es un flan de huevo y leche, porque lleva leche fresca, leche condensada y queso (los tres son lácteos) además de huevo.

Se puede cocer en un solo molde, en forma de corona para que se cuaje perfectamente en el centro, o en moldes individuales. Si utilizas los individuales, el tiempo de cocción será menor, pero es más difícil de controlar y además, tendrás que hacer varias tandas para cocer todos los flanes.

Normalmente, los flanes se cuecen en el horno al baño maría, para que no reciban el calor directamente. De esta forma, el huevo y la leche van cuajando lentamente y resulta un flan cremoso.

Según mi profesor de pastelería, cuando hay burbujitas por dentro del flan, significa que se ha cocido a una temperatura muy alta, y esto hace hervir la mezcla de leche y huevo, resultando menos cremoso.

[easy-tweet tweet=”Un buen flan no debe tener burbujas, estará sabrosísimo pero será menos cremoso.” user=”cominoycanela” usehashtags=”no” template=”light”]

La utilización del microondas para cocer será la forma más rápida, fácil y limpia de elaborar cualquier receta de flan.

Tiempo aproximado de preparación: 20 minutos

Ingredientes (8-10 raciones)

  • Queso blanco cremoso (tipo Philadelphia), 200 gr
  • Leche condensada, 370 gr
  • Leche desnatada, 300 gr
  • Huevos, 200 gr (4 tamaño M)
  • Caramelo líquido, para cubrir fondo

Nota: El caramelo líquido lo puedes preparar en el microondas, pero eso lo veremos en otra receta aparte, porque requiere una explicación un poco larga. En esta ocasión, puedes utilizar caramelo líquido envasado, de la marca que te guste.

Elaboración

  1. Prepara un molde de cristal, en forma de corona a ser posible, y cubre el fondo con caramelo líquido.
  2. Pon el resto de ingredientes en el vaso de la batidora o robot de cocina y mezcla muy bien.
  3. Vierte el batido en el molde. Cubre con un plato o tapa de silicona que quede muy bien ajustado al molde.
  4. Coloca en el microondas la preparación y programa 14 minutos y potencia  300 W.
  5. Cuando acabe el tiempo, deja reposar un par de minutos.
  6. Con una aguja gruesa, comprueba que el flan está cuajado. El centro puede estar un poco blando, si es así, pon un minuto más. Deja reposar y vuelve a comprobar.
  7. Cuando el flan esté perfectamente cuajado, saca del microondas y deja enfriar tapado.
  8. Una vez haya alcanzado la temperatura, pon el flan en el frigorífico y mantén refrigerado hasta que lo sirvas.

Final y presentación

Molde cristal en corona para flan

Este es es el flan recién sacado del microondas, en el molde de cristal en corona.

A la hora de servir el flan es mejor desmoldarlo, te será más fácil hacer las raciones.

Saca del frigorífico el flan 10 minutos antes de servir: el caramelo está muy frío y dificulta el desmoldado.

Para desmoldar, gira un poco el molde con las dos manos: el flan se desprenderá de las paredes gracias al caramelo, que se habrá licuado. Si no se despega, desliza una hoja de cuchillo entre el flan y la pared del molde (la hoja muy pegada a la pared). Gira otra vez con movimientos firmes el molde, y se liberará el flan.

Pon un plato grande y con bordes (para no verter caramelo) sobre el molde del flan, y dale la vuelta.

¡Ya tienes el flan listo para servir!

Coloca una ración en cada plato, puedes cortarla en varios trozos. Acompaña el flan con algunas frutas cortadas en pequeños dados, o frutas del bosque, etc.

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
5 votos
Cargando…

Artículos Relacionados