Bocados de Mozzarella, Higo y Albahaca

La mozzarella con higo y albahaca es un bocado que lo puedes considerar como un aperitivo o un postre de verano.

De junio a julio aparecen las brevas, que son el primer fruto de la higuera, y de agosto a finales de octubre los higos, que son la segunda cosecha.

Puedes disponer de esta fruta durante todo el verano.

Las brevas e higos son una fruta característica de los países mediterráneos y son muy apreciadas.

Nutricionalmente destacan por la gran cantidad de fibra dietética que contienen y que hace que sean una fruta con propiedades laxantes.

Estas frutas son muy dulces y se prestan muy bien para consumir solas o para acompañar otros alimentos: queso, yogur, carne, legumbres, etc.

El queso es uno de los alimentos que suele estar en nuestras despensas y da mucho juego para tomarlo como aperitivo o postre.

Puede ser queso curado o fresco, de leche de oveja, cabra, vaca o búfala (mozzarella), no importa, lo puedes tomar con higos, uvas, frutas del bosque, frutos secos, etc.

Sin embargo, ten en cuenta que, para la misma cantidad de queso, el fresco tiene menos calorías que el curado.

Es así, simplemente, porque el queso fresco tiene más agua en su composición.

Puedes disfrutar de todas las variedades de queso, pero es recomendable que disminuyas la cantidad de queso cuando sea curado.

Nota: una ración de queso = fresco, (40-60g), queso semicurado o curado, (20-40g).

Tiempo aproximado de elaboración: 15 minutos

Ingredientes (cuatro raciones):

  • Queso mozzarella, 240 gr
  • Higos, 8 piezas
  • Hojas de albahaca, 4-6
  • Lechuga  (opcional), 100 gr

Para la vinagreta

  • Aceite de oliva virgen extra (AOVE), 4 c/s
  • Salsa de soja, 1 c/s
  • Mostaza antigua, 1 c/p
  • Miel, 1 c/c
  • Pimienta recién molida, c/n

Abreviaturas: c/s = cuchara sopera; c/p = cuchara postre; c/c = cuchara café; c/n = cantidad necesaria.

Elaboración del bocado de mozzarella con higo y albahaca

Realmente, la única elaboración que hay es la vinagreta.

  1. En un bote de cristal con buena tapa, pon todos los ingredientes de la vinagreta.
  2. Cierra y agita para emulsionar un poco.
  3. Prueba con una cucharita si está equilibrada de acidez, pimienta, etc., y rectifica si fuera necesario.
  4. No es necesario añadir sal porque la salsa de soja es bastante salada.
  5. Lava los higos, corta el tallo y un poco de la base y corta longitudinalmente en dos trozos.
  6. Haz rodajas de unos 20 gr la mozzarella.
  7. Lava y seca la lechuga.
  8. Lava y seca las hojas de albahaca y picar de forma menuda.

Nota: hay una salsa de soja que tiene (según dice la etiqueta) un 45% menos de sal que la normal de su propia marca. La verdad, se nota menos salada.

Emplatado

  • En el fondo de un plato llano coloca la lechuga, distribuye sobre ella las rodajas de mozzarella y coloca las mitades de higo sobre el queso.
  • Añade la albahaca picada por encima de los higos y vierte una cucharada de vinagreta sobre la ensalada.

También puedes servir la vinagreta en un cuenco aparte.

Comentario

Si quieres, puedes añadir por encima unas almendras, fileteadas y tostadas, o cualquier fruto seco que te guste.

¡Que lo disfrutes!

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
2 votos
Cargando…

Artículos Relacionados