Batido de yogur natural y fresas. Una merienda perfecta.

Esta receta contiene lactosa

La primavera es la temporada de la fresa y hay que aprovechar para comer esta fruta porque está en su punto de sazón: mejor aroma, sabor y textura. Además, en temporada la fruta ha alcanzado el nivel de nutrientes que le corresponde.

La fresa es una fruta que cuando se corta de la mata, donde crece, no sigue madurando. Así que el punto de madurez que tenga la fresa cuando la compras no aumentará.

Hay frutas como los plátano o las peras que pueden madurar después de ser recolectadas. Pero las fresas no: no se volverán más rojas, sólo se reblandecerán por el envejecimiento.

Esto significa que debes esperar a que la temporada de las fresas avance un poco para comprarlas más  maduras y que estén más sabrosas.

Esta fruta es muy versátil y con ella puedes hacer postres, ensaladas, pasteles, mermeladas, vinagretas, gazpachos, lo que quieras.

Ya en plena temporada las fresas tienen un precio muy asequible y puedes adquirir una buena cantidad para utilizar a discreción.

Una de las maneras de comer el fresón es en forma de batido, que lo puedes hacer con leche, o yogur, helado, o Kéfir, etc.

Cómo se hace un batido de yogur y de fresas

Posiblemente más de una vez has hecho un batido de yogur y fresas (no tiene ningún secreto), no obstante la receta queda así:

Ingredientes para una persona

  • Yogur natural (entero o desnatado), 200-250 gr
  • Fresa, 150 gr

Elaboración

  1. Elige según tu gusto o necesidad yogures naturales enteros o desnatados.
  2. Lava las fresa sin dejar sumergidas en el agua, escurre y seca un poco entre papel de cocina.
  3. Pon en el vaso de la batidora los yogures y las fresas y bate hasta conseguir la textura que te guste.
  4. Vierte el batido en un vaso o en cuenco según te guste tomarlo: bebido o degustar a cucharadas.

Comentario

Este batido de yogur y fresas es una merienda perfecta porque tomas una ración de lácteo + una ración de fruta. La recomendación de la SENC (Sociedad Española de Nutrición Comunitaria) es de 2-3 raciones de lácteos  y 3-4 raciones de fruta al día. Además, el batido de yogur y fresas es una merienda muy saludable:

el yogur es un tipo de lácteo que aceptan muy bien las personas con intolerancia a la lactosa y es un probiótico. La fresa es una fruta que aporta una cantidad importante de fibra dietética, vitamina C, Vitamina B9 (folatos),y potasio.

Aprovecha la merienda para completar las raciones diarias recomendadas de los alimentos que a diario debes consumir. También puede ser un postre que complete una comida que haya sido muy ligera. ¡Que disfrutes!

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
4 votos
Cargando…

Artículos Relacionados