Sopa de coliflor y almendra

Las sopas calientes son un plato muy apetecible cuando llegan los días fríos; y a las numerosas recetas, que seguro preparas, puedes añadir la sopa de coliflor y almendras con fenogreco, muy sabrosas y aromática.

La receta original emplea coliflor asada, pero, en este caso se ha cocido al vapor y luego se salteado en la sartén. Las almendras las puedes poner crudas o tostadas, dependiendo de que sabor te apetezca más. Y, si no dispones de fenogreco puedes sustituirlo por curry, ya que esta mezcla de especias lo contiene y puede darle un aroma parecido.

PUBLICIDAD

Si quieres una sopa más o menos espesa añade o reduce la cantidad de líquido que lleva. También resulta bien si añades unos copos integrales de avena, le dan más cuerpo a la sopa.

Tiempo aproximado de elaboración: 30 minutos

Preparación: 5 min

Elaboración: 20 min

Ingredientes ( 4 raciones)

  • Coliflor, 600 gr
  • AOVE, 4 c/s
  • Fenogreco en polvo, 1 c/c
  • Ajo en polvo, media c/c
  • Sal, c/n
  • Almendras crudas o tostadas, 80 gr
  • Leche o bebida vegetal, 300 gr
  • Agua, 300 gr

Abreviaturas

AOVE = aceite de oliva virgen extra; c/s = cuchara sopera; c/c =cuchara de café; c/n = cantidad necesaria o suficiente

Elaboración de la sopa de coliflor y almendras

Preparación

  • Pesa la coliflor, lava, escurre, trocea en pequeños ramilletes y ponla en un bol. Pesa las almendras y pícalas con un procesador de alimentos.
  • Mezcla en un bol el fenogreco, la sal, el ajo en polvo y el aceite. Mide los líquidos que vayas a usar.

Elaboración

Cuece la coliflor al vapor previamente para reducir el tiempo de elaboración, pero no es imprescindible. Puedes hacerlo de forma directa, como se explica seguidamente.

Añade la mezcla especias y aceite a la coliflor, revuelve hasta que queden embadurnados todos los trozos; ponlos en una sartén a fuego medio, y saltea hasta que se doren. Incorpora los líquidos y las almendras picadas, baja el fuego y deja que hierva durante unos minutos.

Final y presentación

Cuando la coliflor esté al dente, retira del fuego y tritura con la batidora o un procesador de alimentos. Elige la textura más o menos refinada que quieras darle a la sopa; añade más agua si queda muy espesa.

Sirve caliente, con unas gotas de AOVE por encima, o un poco de perejil o cebollino picado.

¡Que disfrutes!

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 votos
Cargando…

Artículos Relacionados