Machacón de Tomate y Pimiento

El tomate con pimiento es un dúo muy útil en la cocina como base de muchas elaboraciones y como ingredientes principales de platos tanto calientes como fríos:

Arroces, guisos de patatas, de carne o de pescado suelen llevar un sofrito de tomate con pimiento además de cebolla o ajo.

Tomate con pimiento asados, pelados y aliñados con aceite y ajo, fritos en pisto, crudos en ensaladas y gazpacho, etc.

Un plato fresco y muy básico de la cocina popular del verano es el machacón de tomate con pimiento. Sólo con estas dos hortalizas como ingrediente principal aliñadas con aceite, ajo y vinagre.

El nombre de machacón se debe a que antaño se machacaban todos los ingredientes en el mortero hasta conseguir una pasta. Luego se añadía agua para lograr la consistencia deseada, a gusto de los comensales.

Con los medios actuales, al elaborar el machacón no debes triturar demasiado el tomate con pimiento para conseguir una textura lo más parecida a un machacado.

Para el verano el machacón de tomate con pimiento es ideal: los tomates y pimientos están en su punto de sazón y, además, es un plato fácil, barato y cargado de vitaminas.

Te recomiendo comerlo muy fresco y con barquitos de pan.

Tiempo de aproximado de elaboración: 10-15 minutos

Preparación: 5 min.

Elaboración: 10 min.

Ingredientes (4- 5 raciones)

  • Tomates rojos y maduros, 750 gr
  • Pimiento verde, 375 gr
  • Ajo, 1 diente (6 gr aprox.)
  • Vinagre Jerez, 1 c/p (5 gr)
  • Aceite de oliva virgen extra (AOVE), 4 c/s (40 gr)
  • Comino, 1 c/c
  • Sal, c/n
  • Agua, 100 ml

Abreviaturas:

C/s = cuchara sopera; c/p = cuchara de postre; c/c = cucharita de café; c/n = cantidad necesaria

Nota:

  • La proporción es poner el doble de tomate que de pimiento.
  • Sabiendo esto puedes hacer la cantidad que quieras y siempre te saldrá bien.
  • Te recuerdo que las cantidades de los ingredientes corresponden a producto en limpio (porción comestible).

Elaboración del machacón de tomate con pimiento

  1. Pesa, lava muy bien las hortalizas y retira las partes no comestibles.
  2. Pon en el vaso de la picadora, batidora o robot de cocina todos los ingredientes y pica- tritura a intervalos (debe quedar con tropezones pequeños).
  3. Una vez esté picado, prueba y, si es necesario, rectifica algún condimento.
  4. Tapa el machacón, ponlo en el frigorífico y déjalo reposar al menos dos horas antes de servirlo.

Ten en cuenta que con el reposo el vinagre, el ajo y la sal alcanzan su plenitud de aroma y sabor. Es mejor que os parezca un poco insulso al acabar de hacerlo, cuando haya pasado un tiempo será más fácil valorar su sabor.

Si queda muy espeso para tu gusto añade un poco de agua hasta que te parezca bien.

Emplatado

Sirve en plato hondo o cuenco con unas gotas de AOVE por encima y, si quieres, al lado un cuenco con daditos de pan integral de semillas.

¡Que disfrutes!

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Cargando…

Artículos Relacionados