Lasaña de calabaza y Gorgonzola

La lasaña de calabaza es un plato de pasta con hortalizas rehogadas, frutos secos, alguna fruta seca y además, lácteos. Un plato completo y con mucho sabor. También, puedes cambiar perfectamente la leche por una bebida vegetal y reducir la cantidad de queso.

La puedes preparar con antelación y terminar de cocinarla en el horno el día que la vayas a comer.

PUBLICIDAD

Tiempo aproximado de elaboración: 1 hora

Preparación: 10 min

Elaboración: 45 min

Ingredientes (4 raciones)

  • Calabaza pelada, 800 gr
  • Puerro, 100 gr
  • Cebolla, 100 gr
  • Avellana tostada, 60 gr
  • Uvas pasas, 40 gr
  • Queso gorgonzola, 50 gr
  • Sal, c/n
  • AOVE, 30 gr (3 c/s)
  • Láminas precocidas para lasaña,   150-200 gr

Para la bechamel

  • Leche o bebida vegetal, 800 gr
  • Harina integral, 60 gr
  • AOVE, 60 gr
  • Sal, pimienta negra recién molida, y nuez moscada recién rallada, c/n
  • Queso parmesano, 30 gr

Abreviaturas

AOVE = aceite de oliva virgen extra; c/s = cuchara sopera; c/n = cantidad necesaria o suficiente

Elaboración de la lasaña de calabaza

Preparación

  • Limpia y lava el puerro y la cebolla (asegúrate de que no queda nada de tierra). Corta en dados pequeños. Trocea la calabaza en dados de 1,5 cm aprox.
  • Pesa y mide el resto de ingredientes. Trocea groseramente las avellanas. Ralla el queso parmesano.
  • Pon en remojo las placas de lasaña el tiempo recomendado por el fabricante. Escurre y reserva sobre un paño de cocina para que no se peguen unas a otras.

Elaboración

  1. Sofríe la cebolla y el puerro en el aceite hasta que estén transparentes. Incorpora los dados de calabaza y un poco de sal, rehoga a fuego mínimo, y tapa.
  2. Mientras tanto, prepara la bechamel: pon el aceite y la harina en la sartén; calienta a medio fuego y, sin dejar de remover, tuesta un poco la harina. Retira del fuego y añade la leche poco a poco, removiendo continuamente, hasta que se haya disuelto la harina. Añade sal, pimienta y nuez moscada; mezcla, y lleva al fuego. Sigue moviendo, para que no se pegue al fondo de la sartén, y cuando empiece a hervir baja el fuego al mínimo y deja cocer durante 10-12 minutos.
  3. Puedes incorporar a la bechamel el queso gorgonzola, para que se deshaga y aumente el sabor de la bechamel. La otra alternativa es distribuir el queso sobre la mezcla de calabaza y frutos secos, cuando la dispongas sobre la fuente de horno. Elige lo que gustes.
  4. Comprueba el punto de las hortalizas mientras se termina la bechamel. Es preferible que la calabaza quede al dente. Retira del fuego y añade las avellanas troceadas y las pasas. Mezcla y comprueba el puntos de sazón.
  5. Precalienta el horno a 180º C, calor arriba y abajo.

Final y Presentación

En un recipiente para horno distribuye sobre el fondo una capa de bechamel, seguidamente cubre con placas de lasaña, distribuye por encima la mezcla de calabaza, vuelve a cubrir con placas de lasaña y la última, una capa de bechamel, sobre la que puedes distribuir el queso parmesano rallado. Dependiendo de la forma y tamaño recipiente podrás hacer una o varias capas.

Coloca la lasaña en el horno a media altura y cuece unos 15 minutos: cuando hierva y esté dorada, la puedes retirar.

Sirve caliente o templada, dependiendo del gusto de los comensales.

¡Que disfrutes!

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 votos
Cargando…

Artículos Relacionados