Ensalada Tibia de Hortalizas

Esta ensalada tibia de patata y hortalizas permite comer las patatas cocidas con piel para aprovechar al máximo sus nutrientes.
Bajo la piel de la patata se concentran minerales y vitaminas que se pierden al pelarla y al cocer en el agua.
Las patatas van acompañadas de una guarnición de hortalizas asadas y aliñadas con salsa de soja y miel.
Debes elegir patatas pequeñas (son más finas) y de parecido tamaño para que se cuezan por igual y al mismo tiempo.
Puedes retirar la piel de la patata si te resulta difícil comerla, pero prueba antes de hacerlo, te sorprenderá.

Tiempo aproximado de elaboración:40 minutos

Preparación: 10 min

Elaboración: 30 min

Ingredientes (4 raciones)

Para la ensalada tibia de patata

  • Patatas pequeñitas, 600 gr
  • Mezcla de lechugas y rúcula, 50 gr
  • Berenjena al vapor, 250 gr
  • Calabacín plancha, 150 gr
  • Zanahoria al vapor, 50 gr

Para el adobo de las hortalizas

  • Miel, 60 gr
  • Salsa de soja, 45 gr
  • Mostaza antigua, 30 gr
  • Zumo de limón, 15 gr
  • Ajo, 1 diente pequeño
  • Aceite de oliva (AOVE) o de sésamo, 50 ml
  • Pimienta negra y sal, c/s

Nota:

Utiliza siempre aceite de oliva virgen extra (AOVE) pues reúne las mejores propiedades nutricionales con respecto a cualquier aceite culinario.

Si te resulta difícil conseguirlo utiliza el aceite de oliva virgen (AOV) o el aceite de oliva (que es el refinado).

Elaboración de la ensalada tibia de patata y hortalizas

En vez de asar las hortalizas en horno tradicional utiliza el microondas y luego las doras en la sartén para ahorrar tiempo y energía. Comprobarás que quedan estupendas.

Puedes preparar las hortalizas en adobo 1 o 2 días antes de preparar la ensalada tibia: estarán más sabrosas.

Lava muy bien las hortalizas, corta los extremos y pesa las cantidades un poco por encima, pues pierden peso al cocinarlas. Después de cocinadas las volverás a pesar.

  1. Corta las berenjenas, calabacín y zanahoria en láminas de 1 cm aproximadamente.
  2. Coloca en un recipiente de cristal las berenjenas sin amontonar, tapa bien y pon en el microondas 8-10 minutos a potencia máxima.
  3. Cuando pare, deja reposar unos minutos y comprueba, con cuidado de no quemarte, si están cocidas (tienen que tener cuerpo pero reblandecidas).
  4. Si les falta un poco programa un minuto más. Retira del recipiente, seca y reserva.

(Mientras se hacen las berenjenas en el microondas)

  1. Mezcla la miel, soja, mostaza, zumo de limón, el ajo rallado, sal, pimienta negra recién molida y añade el AOVE. Reserva.
  2. Cuece las zanahorias en el microondas de la misma forma que las berenjenas: programa 4 minutos y comprueba si están tiernas. Seca con papel y reserva.
  3. Unta con aceite de oliva el fondo de una sartén y calienta a fuego medio-alto, dora las láminas de berenjena, de zanahoria y de calabacín.
  4. Cuando estén todas las hortalizas doradas, coloca de dos en dos las láminas, corta en tiras y luego en daditos. Añade al adobo y mezcla bien. Reserva en el frigorífico.

Nota. Puedes triturar las hortalizas ya doradas, con el adobo: quedará con una textura muy diferente pero estará muy rico. Servirá para untar.

Guarda la guarnición de hortalizas en un frasco de cristal hasta que la vayas a utilizar: se conserva perfectamente en el frigorífico incluso uno semana.

El día de comer la ensalada:

  • Limpia y lava muy bien las patatas (con cepillo).
  • Pon en la olla súper rápida 100 ml de agua, coloca las patatas en el cestillo o sobre la rejilla para cocción vapor de la olla.
  • Tapa con la tapa de presión, pon a fuego alto y cuando se vean las dos rayitas baja el fuego al mínimo.Programa 6 minutos de cocción.
  • Cuando haya pasado el tiempo retira la olla del hogar y deja enfriar hasta poder destapar.

Espera a que las patatas se queden tibias para servirlas.

Emplatado

Pon en el fondo de un plato llano un puñado de lechugas variadas.

Sobre el lecho de hojas coloca la patata cortada en dos o en tres partes, y entre los trozos de patata coloca una cucharada de adobo de hortalizas.

En un cuenco aparte puedes poner el adobo sobrante para que cada persona pueda servirse más si lo desea.

Comentario

La patata debe quedar cocida casi al dente, para que el almidón que contiene no se transforme en azúcar por exceso de cocción:
Nutricionalmente el almidón es un hidrato de carbono complejo y no produce picos de insulina en la sangre; el azúcar si.
Por eso es importante para la prevención de la diabetes evitar el exceso de cocción de patatas, pasta y arroz.

Esta receta lleva las tres hortalizas, pero, si no tienes zanahoria o calabacín, con berenjena solamente queda muy rica.

¡Que disfrutes!

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Cargando…

Artículos Relacionados