Crema de Brécol y Manzana al Curry

La crema de brécol y manzana al curry es una sopa fría que, junto a los gazpachos y salmorejo, enriquecerá tu recetario de platos frescos para la temporada de calor.

Para esta ocasión, puedes sustituir la leche o la nata que lleva la crema por crema de soja: tiene consistencia parecida a la nata para cocinar y un sabor neutro que no enmascara el sabor del brécol y la manzana. Es estupenda para los que tienen intolerancia a la lactosa.

La crema de soja tiene menor cantidad de grasa que la nata para montar, pero una cantidad parecida a la de la nata para cocinar.

No obstante utilizar leche y aceite de oliva virgen extra (AOVE) es una manera estupenda de suavizar las cremas.

El brécol se considera la hortaliza con mayor valor nutritivo por unidad de peso de porción comestible, y la manzana es una fruta que aporta una importante cantidad de fitoquímicos antioxidantes. Con estos dos alimentos puedes elaborar una crema muy nutritiva y saludable.

Tiempo aproximado de elaboración: 20 minutos.

Ingredientes (8 raciones)

  • Brécol, 500 gr
  • Manzana, 200 gr
  • Patata, 150 gr p
  • Agua, 750 gr
  • Curry, c/c
  • Sal y pimienta negra recién molida, c/n
  • Nata de soja, 250 gr
  • AOVE (uno suave), 3 c/s (30 gr)

Abreviaturas

C/s = cuchara sopera; c/c = cuchara de café; c/n =cantidad necesaria; AOVE = aceite puro de oliva virgen extra.

Elaboración de la crema de brécol y manzana al curry

  1. Prepara los ingredientes: lava, retira partes no comestibles y pesa. Pela, si quieres, la patata y trocea en láminas muy finas. Trocea el brécol y la manzana.
  2. En la olla superrápida pon todos los ingredientes excepto el AOVE y la soja: 750 gr de agua, la c/c de curry, sal, pimienta, los 150 de patata.
  3. Cierra la olla con la tapa de presión, pon a fuego máximo hasta ver las dos rayas de presión
  4. Baja al mínimo. Programa 1 minuto.
  5. Retira la olla del fuego y dejar enfriar para poder destapar.
  6. Antes de triturar los ingredientes retira un poco de agua si consideras que es mucha: más vale añadirla después si la consistencia de la crema lo pide.
  7. Sin retirar los ingredientes de la olla, introduce la batidora de mano y tritura hasta conseguir una crema.
  8. Añade ahora el AOVE y la nata de soja, mezcla con la ayuda de la batidora o con varillas de mano.
  9. Prueba el punto de sal y pimienta.
  10. Añade un poco de agua si la crema ha quedado más espesa de lo que te gusta.
  11. Finalmente, pasa la crema por un chino si queréis refinarla (pero si cuelas la crema perderá gran parte de la fibra que contiene).

Final y presentación

La crema se puede consumir caliente, templada o fría, como se prefiera en el momento.

Puedes tomarla templada, acompañada con unos tropezones de hortalizas salteadas y con pipas tostadas de calabaza.

También puede acompañar con semillas de sésamo, o de lino, con trocitos de manzana fresca, pera no muy dulce.

Si te apetece más líquida para tomarla fría puedes añadir mayor cantidad de crema de soja.

¡Que disfrutes!

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Cargando…

Artículos Relacionados