Arroz con alcachofas al aroma de azafrán

Elaboramos  hoy un arroz con alcachofas, en olla super rápida.

El arroz es un cereal, compuesto principalmente por hidratos de carbono complejos. Es uno de los alimentos que deberíamos incluir  de dos a tres veces en nuestro menú semanal.

Dentro de la variedad de arroces que podemos encontrar, el arroz integral y el vaporizado son los más ricos desde el punto nutricional. Es recomendable su utilización en vez de los más blancos o refinados. Podéis ir cambiando, aunque os resulte menos apetitoso al principio.

Es un alimento que permite elaborar platos fríos o calientes, platos sencillos y sofisticados, dulces o salados y admite cualquier ingrediente.

Tiempo aproximado de elaboración: 20 minutos +2 de cocción.

Ingredientes (4 raciones)

  • Arroz de grano redondo, 320 gr
  • Alcachofas frescas, 8
  • Zanahorias, 100 gr
  • Cebolla, 80- 100 gr
  • Ajo (2 dientes), 10 gr
  • Jamón, 80 gr
  • Azafrán, 6-7 hebras de
  • agua, 480 ml
  • Aceite oliva virgen extra (AOVE), 4 c/s
  • Sal, c/n

Abreviaturas

C/s = cuchara sopera; c/n = cantidad necesaria; AOVE = aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

  1. Preparar todos los ingredientes: pesar, medir, pelar, etc.
  2. Poner a hervir los 480 ml de agua en una cacerola. En esta agua hirviendo se pondrán las alcachofas una vez deshojadas, así no se pondrán negras y además será el caldo para el arroz.
  3. Limpiar de hojas las alcachofas, hasta llegar a las hojas tiernas, cortar la punta del cogollo y ponerlas en el agua hirviendo. Bajar el fuego al mínimo y cocer dos o tres minutos. Reservamos en caliente para luego añadir al arroz.
  4. Mientras preparamos el sofrito para el arroz: cortar el jamón y la zanahoria en dados.
  5. Cortar la cebolla en brunoise (daditos) y picar los ajos. Freír en el aceite, en la olla super rápida, a medio fuego. Al cabo de un par de minutos añadir la zanahoria, el jamón y el azafrán.
  6. Rehogar unos minutos y añadir el arroz removiendo muy bien hasta que cambie su aspecto y parezca nácar (tarda muy poco). Añadir entonces las alcachofas y el agua que estarán calientes.
  7. Añadir la sal necesaria. Tapar la olla con la tapa de presión, fuego máximo hasta ver las dos rayas de la válvula de presión, en ese instante bajar el fuego al mínimo y programar dos minutos exactos. Pasado ese tiempo retirar del fuego.
  8. Abrir la olla cuando haya perdido toda la presión a temperatura ambiente.

Emplatado

Servir recién hecho, con una o dos alcachofas por encima. Le va muy bien un poco de queso parmesano rallado por encima.

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
2 votos
Cargando…

Artículos Relacionados