Guiso de Pollo, Boletus y Hortalizas con Albóndigas de pan

El guiso de pollo con boletus y hortalizas es un plato sabroso, digestivo y nutricionalmente muy completo. Sirve de plato único para una comida.

Un guiso muy básico de pollo con patatas y hortalizas puedes hacerlo especial solo con cambiar la cebolla por chalota, los champiñones por boletus y añadir unas albóndigas de pan.

Puedes utilizar la parte del pollo que más te guste: el muslo es más jugoso porque tiene más grasa y la pechuga es muy magra.

Para que quede un guiso más apetitoso, y fácil de comer, es mejor poner la carne del pollo deshuesada.

Utiliza la olla súper rápida para elaborar este plato.

Tiempo aproximado de elaboración: 45 min

Albóndigas:20 min

Guiso: 25 minutos

Ingredientes (4 raciones)

Para el guiso

  • Pechuga pollo dados, 500 gr
  • Zanahoria, 100 gr
  • Judías verdes, 100 gr
  • Guisantes, 100 gr gr
  • Boletus, 100 gr
  • Chalota, 80 gr
  • Ajo, 20 gr
  • Patatas, 500 gr
  • Vino blanco seco, 75 ml
  • Aceite de oliva virgen extra, 4 c/s (40 gr)
  • Pimienta negra recién molida, c/n
  • Sal, c/n
  • Azafrán (opcional), 6-8 hebras
  • C/n maicena
  • 500 ml agua caliente

Para las albóndigas de pan

Nota: puedes sustituir la chalota por cebolleta (cebolla tierna).

Abreviaturas

C/s = cuchara sopera; c/n = cantidad necesaria.

Elaboración del guiso de pollo con boletus y hortalizas

Albóndigas de pan:

  • En un bol, desmenuza el pan y añade la chalota muy picada, el huevo, la sal y el impulsor: mezcla muy bien.
  • Después añade el agua poco a poco, quizá no necesite toda: debe  quedar una masa que se pueda manejar con dos cucharillas.
  • Calienta en un recipiente el aceite, a medio fuego: estará caliente cuando al poner una albóndiga se dore con rapidez.
  • Haz las albóndigas valiéndote de las dos cucharillas: pasa la masa de una cuchara a otra (quedará una especie de croqueta o albóndiga).
  • Cada vez que hagas una albóndiga la pones en el aceite: vas haciendo y friendo a la vez.
  • Cuando se doren (que es muy rápido), saca del aceite y pon sobre un papel de cocina absorbente. Reserva.

Guisado:

  1. Prepara los ingredientes: limpia, pesa, mide, lava, pela, etc.
  2. Trocea: el pollo y las patatas en dados de tamaño bocado; las zanahorias y judías en dados pequeños;  las chalotas en dados pequeñitos, el ajo muy picado y corta en láminas los boletus.
  3. Pon en un bol un poco de maicena y mete los dados de pechuga en varias tandas para “enharinarlos”, luego los sacudes un poco para quitar el exceso de maicena.
  4. Calienta el aceite en la olla a medio fuego, con cuidado para que no humee: dora los trozos de pollo  y retira a un bol.
  5. En ese mismo aceite rehoga la chalota y los ajos, al medio minuto añade las hortalizas y rehoga un par de minutos, luego añade el vino y deja que de un hervor.
  6. Ahora, incorpora los dados del pollo dorados, los guisantes, las láminas de boletus, el azafrán (optativo), agua, pimienta, sal y mezcla todo. Por último añade las albóndigas de pan.
  7. Sube el fuego al máximo y tapa la olla con la tapa a presión: espera a que se vean las dos rayas de la válvula y baja el fuego al mínimo.
  8. Programa 2 minutos exactos de cocción y pasado ese tiempo retira la olla del fuego y espera a que pierda toda la presión para abrirla.

Final y presentación

Cuando abras la olla, prueba y rectifica lo que fuera necesario para que quede a tu gusto: sal, pimienta, dar un hervor más, triturar algunas patatas si el caldo queda muy claro, o añadir un poco más de agua, etc.

Sirve el guisado caliente en plato hondo.

Otro de los guisos de carne que te puede funcionar como plato único es éste.

¡Que lo disfrutes

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Cargando…

Artículos Relacionados