Pistas para elegir los menús de las fiestas navideñas

Elegir menús de navidad supone una tarea difícil porque se han de planificar cenas y comidas festivas, especiales, con las que se disfrute y además sean saludables. Queremos también que gusten a todos, que sean elaboraciones sencillas, etc.

Para facilitar esta labor, Comino y Canela aporta unas ideas que os pueden ayudar.

Pistas para elegir los menús navideños:

Contar con la edad de los comensales:

si hay niños, si hay ancianos, si son la mayoría jóvenes o son personas adultas. En una familia donde hay niños, que ya pueden participar en el trabajo de la cocina, se les puede hacer partícipes de la elección y preparación de las comidas. Si eligen ellos los platos, lo que ellos quieren comer, eso es ¡total! Eso sí que es fiesta. De modo que si les apetece una “superpizza” para cenar, se puede elaborar una magnífica pizza de masa casera, con los ingredientes elegidos, y no pondrá nadie pegas para cenar. Eso vale también para un plato de pasta o de patatas fritas con huevo… Creo que con los adolescentes también funciona.

Con personas muy mayores, es muy importante caer en la cuenta de que los platos elegidos sean muy digestivos y ligeros. Normalmente se prepara un número elevado de platos y más pesados que habitualmente, por lo que las digestiones son muy lentas y molestas, y dan sueño (o lo quitan), etc. Una cena o una comida lo más parecida a la habitual, pero mejor presentada y junto a la familia o a los amigos se convierte en una comida especial, de fiesta.

Para las personas adultas vale lo mismo. Nos sentiremos mejor.

Utilizar alimentos habituales para realizar las comidas navideñas

Contar con algún ingrediente extra para satisfacer algún capricho, puede hacer especial un plato.

Consumir de manera responsable

Seguir las pautas de una alimentación saludable, consumir alimentos de temporada y de la zona donde vivimos preferiblemente; con estas tres acciones se puede reducir el riesgo de comer y gastar por encima de lo razonable.

Conclusión

Disfrutemos desde el principio, con la preparación del encuentro y la comida. Para eso podemos hacer varias cosas como, elaborar un poco más los platos habituales, buscar una nueva receta,  que  la mesa tenga algún detalle (unas velas, unas flores), que la comida sea para todos los públicos y  trabajar sin prisa pero sin pausa en equipo familiar.

Después, en la mesa, la conversación será el ingrediente que más sabor aporte a la comida.

Realmente consiste en mantener el estilo de vida saludable, como es la Dieta Mediterránea, representada en la imagen.

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Cargando…

Artículos Relacionados

Pistas para elegir los menús de las fiestas navideñas