¿Cuantas comidas debemos hacer al día?

Hemos descrito los grupos de alimentos básicos, hemos señalado que debemos tomar cada día alimentos de cada uno de esos grupos; también hemos visto (recomendado por la SENC) el número de raciones correspondientes a cada grupo, que cada día hemos de comer: de 4-6 raciones al día de cereales, de 2-4 raciones al día de lácteos, más de 3 frutas al día, etc.

Pero ahora surge una pregunta:

¿En cuantas comidas debemos ingerir todas esas raciones?

Cada uno de nosotros tiene su distribución de comidas ya establecida. Suele ser desayuno, comida y cena (muy clásico). Lo de media mañana y la merienda pensamos que es para los niños.

Lo que se recomienda desde diferentes agencias y asociaciones de nutrición como la AESAN (Agencia española de seguridad alimentaria y nutrición) es:

La energía y nutrientes necesarios para cada día, los debemos ingerir distribuidos en 4-5 comidas: Desayuno, Media mañana, Comida, Merienda y Cena.

Esto es más provechoso para el organismo por varias razones:

  • Evita el efecto rebote, mantenemos el hambre bajo control.
  • El organismo no tiene que actuar intensamente para digerir y absorber nutrientes que llegan en poco tiempo y mucha cantidad, sino que puede tener un ritmo equilibrado.
  • Cuanto más esté repartida la ingesta de alimentos a lo largo del día, mayor y más variado será el aporte desde la dieta de vitaminas, minerales, carbohidratos y fibra, y menor será el consumo de grasa.

Porque cuando comemos cinco veces en vez de tres, es más fácil  variar de alimentos.

Anteriormente comentábamos que  cada día debemos consumir alimentos de cada uno de los grupos básicos, pero no solo es esto, sino que debemos consumir diferentes alimentos de cada grupo, porque cada alimento (aun perteneciendo al mismo grupo) tiene diferente proporción de nutrientes y sobre todo referidos a vitaminas y minerales. Todo ello facilita lograr los requerimientos nutricionales de nuestro organismo.

Yo llevo bastantes años haciendo cinco comidas, y me va muy bien: normalmente no llego a la comida o a la cena “muerta de hambre” y puedo comer con sosiego, lo que permite que mastique mejor la comida, que a su vez facilita la digestión. Bueno, pero esto lo tengo que trabajar un poco más pues no siempre lo consigo…

¡Ah! También viene muy bien porque permite hacer pequeños descansos durante el trabajo: dejas un momento para tomar una fruta o un yogur o un bocadillito, etc. Bueno para el cuerpo y la mente.

Os animo a que si todavía no hacéis las cinco comidas, lo intentéis.

El Gráfico de la imagen, procede de: «La alimentación de tus niños y niñas. Nutrición saludable de la infancia a la adolescencia. Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN).Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. Madrid 2010.

¿Qué te ha parecido?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 votos
Cargando…